Sistema Nervioso Autónomo

Nuestros mejores servicios

Servicios clínicos

Para el tratamiento del Estrés Post-Traumático con un programa de atención a víctimas de la violencia, la Rehabilitación de la Parálisis Facial y Neuromuscular, la Disautonomía, la Rehabilitación del Lenguaje y los Problemas en el Aprendizaje. De la misma forma ofrecemos nuestros novedosos protocolos de rehabilitación del estado de coma 2.

 

Electrofisiología Cuantitativa Aplicada (EFCA)

Tenemos eficientes sistemas de Electrofisiología Cuantitativa Aplicada, para la medición en línea y tiempo real de las señales del sistema nervioso autónomo y periférico. Nuestros equipos con la capacidad de medir hasta 12 señales simultáneamente nos permiten ofrecerle las mejores opciones para evaluación y tratamiento.

Electroencefalografía Cuantitativa Aplicada (EEG/CA)

Nuestros sistemas de Electroencefalograma Cuantitativo Aplicado para la medición de hasta 4 sitios simultáneos nos han permitido desarrollar protocolos de evaluación y tratamiento muy exitosos para diferentes trastornos del sistema nervioso central. Tal es el caso del novedoso protocolo para la rehabilitación de los trastornos del lenguaje y el de la rehabilitación del coma 2.

 

Trastornos del Sistema Nervioso Autónomo

Con los años hemos podido perfeccionar nuestros tratamientos para algunos de los trastornos del Sistema Nervioso Autónomo a los que hemos dedicado mucho tiempo de investigación. Este es el caso del tratamiento de la disautonomía, y el del tratamiento para el control de la reactividad cardiovascular.

 

Trastornos del Sistema Nervioso Periférico

Con el tiempo nos hemos convertido en el mejor y único centro especializado en la rehabilitación de la parálisis neuromuscular con sistemas de electromiografía cuantitativa aplicada. Los protocolos que hemos desarrollado son de clase mundial y han probado tener un amplio rango de efectividad.

Trastornos del Sistema Nervioso Central

Nuestra experiencia y equipamiento nos permiten ofrecerle protocolos de evaluación y rehabilitación del estado de coma 2, las secuelas cognoscitivas y motoras del traumatismo cráneo-encefálico, el evento vascular y la conmoción cerebral. También hemos perfeccionado nuestros protocolos de tratamiento y rehabilitación de los trastornos de aprendizaje.

 

 

 

 

Las disregulaciones y la reactividad del Sistema Nervioso Autónomo SNA han sido motivo de gran atención para los especialistas de las Neurociencias Aplicadas. La tecnología moderna ha permitido el desarrollo de mejores sistemas de Electrofisiología Cuantitativa Aplicada (EFCA). Esta sección está dedicada a las aplicaciones más importantes para el tratamiento y rehabilitación de los trastornos del SNA en las que nos hemos especializado.

 

El Sistema Nervioso Autónomo

Llamado así porque es la parte del sistema nervioso que se encuentra más ajena a los efectos de nuestra voluntad. El SNA controla una gran cantidad de funciones todas ellas de índole vital. La frecuencia cardiaca, la circulación sanguínea, la sed, el hambre, el sueño, las reacciones viscerales de defensa ante diferentes amenazas y diferentes procesos adaptativos de índole vital. Cuando se altera y no regresa a su equilibrio natural se presentan importantes problemas de salud.

 

Las disregulaciones del SNA

Desde los años 60 se han estudiado detenidamente algunos cambios funcionales en el SNA. Es decir cambios que no se deben a lesiones físicas y que son causantes de alteraciones en la salud, bien definidas. Habiendo pasado por años, ajenos al estudio sistemático y al desarrollo de procedimientos de tratamiento muchos de éstos cambios y trastornos funcionales están actualmente claramente identificados y estudiados y con el tiempo se ha generado suficiente conocimiento para su tratamiento. La tecnología basada en la Electrofisiología Cuantitativa Aplicada de Biofeedback Centermr nos permite ofrecerle interesantes opciones de tratamiento.

 

Disautonomía.

El término engloba prácticamente a cualquier enfermedad o disfunción del Sistema Nervioso Autónomo (SNA). Esta condición puede manifestarse de diferentes formas en diferentes personas. Habitualmente se caracteriza por descensos súbitos en la presión sanguínea, y la frecuencia cardiaca o bien mareos náuseas y vómitos, pero se han identificado un importante número de síndromes que se engloban en el concepto de Disautonomía.

 

Reactividad cardiovascular.

Si bien no está considerada como una condición de salud, es ampliamente aceptado que algunas personas padecen reacciones del SNA que afectan específicamente al sistema cardiovascular. Se trata de reacciones integrales caracterizadas por alteraciones en la frecuencia cardiaca, aumento brusco de la presión arterial, cambios en la temperatura de la piel (manos frías), presencia o incremento de la sudoración palmar; todo ello siempre como consecuencia de eventos sociales o personales y sin la presencia de condiciones o alteraciones en la salud cardiovascular.

Reacciones de ansiedad.

El trastorno de ansiedad engloba diferentes formas de enfermedades de salud mental e implica importantes cambios en el SNA. Además de cambios en el sistema nervioso central el trastorno de ansiedad se caracteriza por respuestas específicas del SNA: el decremento en la temperatura periférica de la piel, el incremento en la sudoración palmar, alteraciones en la frecuencia respiratoria, variaciones significativas en frecuencia cardiaca y la presión arterial. Las personas que lo sufren reportan no poder controlar estas reacciones, a pesar de la ayuda de los medicamentos.

La temperatura periférica de la piel.

Temperatura periférica es una medida confiable de los estados de angustia y ansiedad. Consecuencia de la vasoconstricción periférica inducida por la adrenalina en el torrente sanguíneo es una de las respuestas del SNA que mejor reacciona al -control voluntario-

La sudoración palmar.

Sudoración palmar o hiperhidrosis palmar es una reacción del SNA que acompaña a la ansiedad, la desesperación y el miedo. Afecta significativamente la calidad de vida y es una disregulación del SNA. Las investigaciones clínicas han demostrado que reacciona al -control voluntario-

La frecuencia cardiaca.

Ojos cambios en la frecuencia cardiaca en la ausencia de una condición cardiovascular, son los que mejor caracterizan las reacciones del SNA ante el llamado estrés psicológico. Si bien su control voluntario es imposible, puede ser regulada con éxito mediante el control asistido de la frecuencia respiratoria.

La frecuencia respiratoria.

Aunque la frecuencia respiratoria es una función regulada por el SNA, su control asistido puede desarrollar capacidades adecuadas para su control voluntario con beneficios en la salud en general. Permitiendo la regulación de la frecuencia cardiaca, la prevención de la hiperventilación y el incremento de la temperatura periférica.

Nuestra metodología

Perfiles de Reactividad del SNA

Los perfiles de reactividad constituyen la evaluación Psicofisiológica por excelencia.

Desarrollamos uno de los protocolos más completos y precisos hasta ahora. Usamos también diferentes perfiles que se adaptan a las necesidades de cada caso.

“Tratamiento”

La Electrofisiología Cuantitativa Aplicada (EFCA), es la herramienta principal en la intervención terapéutica para el manejo de las disfunciones del SNA. El registro en línea y tiempo real de las señales del SNA (frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, temperatura y conductancia de la piel) ha permitido el desarrollo de sistemas asistidos por ordenadores, que funcionan como “prótesis electrónicas”, habilitando a los pacientes a ejercer sus capacidades de control voluntario de las señales del SNA que son susceptibles de ello (frecuencia respiratoria, temperatura y conductancia de la piel). Con las investigaciones clínicas propias y de otros investigadores y clínicas en el mundo hemos desarrollado un conjunto de procedimientos de tratamiento -también conocidos como protocolos de tratamiento- que permiten el desarrollo de habilidades aprendidas que, moldeadas con la guía de las normas internacionales de las medidas del SNA sano, permiten el control voluntario de la reactividad y la disregulación del SNA. Este es un objetivo que normalmente se alcanza con un máximo de 40 sesiones.

“Seguimiento” Terminado el protocolo de tratamiento y habiendo desarrollado en el paciente un control voluntario adecuado, junto con la independencia de los sistemas electrónicos se nicia la fase de seguimiento. Esta fase varia en tiempo y duración dependiendo de cada caso y del desempeño durante el tratamiento. Es de esperar que para dar inicio a la fase de seguimiento el paciente sea capaz de prevenir la reactividad del SNA (entrenamiento profiláctico), controlar la reactividad del SNA disminuyéndola o eliminándola o bien mantenerla en un nivel que no afecte su desempeño cotidiano. En el seguimiento las sesiones se van espaciando paulatinamente y siempre queda abierta la opción de asistir a sesiones de control asistido en la clínica. Estas sesiones son similares a las de tratamiento y generalmente son de contención de eventos de reactividad aguda. Dado que el desempeño durante el tratamiento determina la naturaleza del seguimiento en cuanto al número de sesiones, su frecuencia y distribución. El objetivo del seguimiento es evaluar la independencia del paciente y la respuesta al tratamiento.

Protocolos de tratamiento

“Selección de pacientes”

Tercer nivel de atención a la salud.

La Psicofisiología y la Neurofisiología aplicadas son intervenciones del tercer nivel de atención a la salud. Por este motivo nuestro trabajo es interdisciplinario y nuestros pacientes son referidos por otros especialistas una vez que se han realizado los estudios clínicos necesarios y se ha llegado al diagnóstico preciso.

“¿Cómo es un tratamiento de auto-regulación?”

Estructura general.

Los tratamientos se configuran de acuerdo a las necesidades de cada caso una vez que se ha realizado la evaluación pertinente. No obstante las investigaciones básicas, aplicadas y clínicas han demostrado que se requiere de un número determinado de ensayos para que el cerebro “aprenda” a regular al SNA. Habitualmente este aprendizaje requiere de un mínimo de 15 horas de trabajo.

Las sesiones se realizan siempre con el uso de los sistemas de registro de Electrofisiología Cuantiativa. El paciente es guiado por el especialista para identificar cada una de las señales provenientes de su SNA, usando la máquina como guía y aplicando instrucciones concretas para lograr el control esperado. Los sistemas cuentan con normas específicas para cada señal que constituyen otra guía constante en el tratamiento. En cada sesión las maniobras se repiten sistemáticamente hasta lograr el objetivo esperado, buscando alcanzar la norma correspondiente a la edad y genero del paciente. La duración y los objetivos de cada protocolo de tratamiento se describen más adelante en la sección correspondiente a cada disregulación del SNA.

 

“Flujo de la atención a nuestros pacientes”

Procedimiento general de servicio.

 

“Terapia para la Disautonomía”

La disfunción del Sistema Nervioso Autónomo.

Si bien la Disautonomía es una condición de salud relacionada con la genética, el uso de las habilidades naturales de Auto-regulación del paciente implica aprovechar una habilidad o capacidad genética propia de todos las personas sanas o enfermas. Este procedimiento permite luchar contra una condición genética apoyándose en el desarrollo de otra mediante el uso de los sistemas de Electrofisiología Cuantitativa.

 

“Terapia para la Hiperreactividad Cardiovascular”

Estrés psicológico y salud cardiovascular.

Aún se discute si la Hiperreactividad Cardiovascular es una condición genética o se va modelando con el paso del tiempo, los factores psico-sociales, y las adicciones como el alcoholismo.
Las capacidades naturales de Auto-regulación modeladas por el monitoreo con los sistemas de
Electrofisiología Cuantitativa desarrolladas por los protocolos de tratamiento, han resultado ser una opción eficiente para su control y mantenimiento dentro de rangos saludables.

 

“Terapia para los Trastornos de Ansiedad”

Manos sudorosas y frías, taquicardia y cambios en la respiración.

Los trastornos de ansiedad en sus diferentes formas requieren de un equipo multi e inter-disciplinario de salud. No obstante en muchos de los casos los elementos propios de la Reactividad del Sistema Nervioso Autónomo característicos de la ansiedad son muy resistentes a los diferentes tratamientos. Aún en los casos en los que las personas reportan una mejoría, la persistencia de síntomas como, las manos frías y/o sudorosas, taquicardias ocasionales o sensaciones de falta de aire persisten con el consecuente detrimento en la calidad de vida.
Aprovechar las capacidades naturales de Auto-regulación pueden ser la diferencia entre el completo éxito de las terapias interdisciplinarias para el manejo de los trastornos de ansiedad o el estancamiento y el deterioro de la salud y la calidad de vida.

 

“Terapia para la regulación de la frecuencia respiratoria”

Sensación de “falta de aire” y desesperación.

En un buen número de casos un indicador característico de la disregulación del Sistema Nervioso Autónomo son las alteraciones en la frecuencia y la forma en que se presenta la respiración. La reeducación de la Frecuencia Respiratoria ha mostrado ser una eficiente forma de “regular voluntariamente” la estabilidad del SNA.

 

Auto-regulación en el momento y lugar necesarios.

Las terapias basadas en la regulación voluntaria de la actividad básica del SNA han mostrado tal efectividad que es posible contar con este apoyo mediante el uso de dispositivos móviles.
Las personas que han terminado un tratamiento y optan por un control continuo que les permita mantener su independencia al haber terminado su protocolo de tratamiento pueden optar por el uso de dispositivos móviles y enviarnos periódicamente sus datos para permanecer en constante asesoría.

 

Auto-regulación –conceptos y testimoniales

Cultivando una Reactividad baja: la estabilidad de las medidas de reactividad ha sido ampliamente demostrada. El secreto está en el control de la Reactividad.
-Mark Schwartz 1993-

La Auto-regulación consciente y por lo tanto voluntaria del SNA es una propiedad natural emergente del Sistema Nervioso Central Humano.

Los sistemas de Electrofisiología Cuantitativa facilitan el uso clínico para diagnóstico y tratamiento de esa propiedad emergente. El control voluntario de la Reactividad del Sistema Nervioso Autónomo mejora notablemente la calidad de vida y la salud en general.

Yo pensaba que era normal tener “manos húmedas”. Cuando aprendí a controlar mi Reactividad y a tener mis manos secas y tibias me sentí mucho mejor física y emocionalmente. Mejoró notablemente mi rendimiento social y laboral y mi calidad de sueño.
f. f. (2013)

En un principio no entendía porque me sentía desesperado y ansioso, mis manos sudaban mucho. Quería que todo pasara rápidamente y al mismo tiempo me lamentaba no haberlo disfrutado más. Recibí mi entrenamiento en alto rendimiento, aprendí a mantener mis manos secas y tibias. Practiqué el control de mi reactividad cotidianamente. En cada competencia me he sentido y me he desempeñado mucho mejor. El desgaste ha disminuido notablemente.
j. p. h. (2012)

La reactividad del SNA es un cambio natural consecuencia de los ajustes emocionales causados por la presión cotidiana: en la vida, el trabajo, la familia el deporte, circunstancias especiales o extraordinarias o una condición como la Disautonomía, la Ansiedad o la Hiper-reactividad Cardiovascular. Controlar la reactividad se hace indispensable para mantener y mejorar la salud y la calidad de vida.

Reacciones inespecíficas de ansiedad

Cambios fisiológicos en la ansiedad. No siempre es necesario padecer de un trastorno de ansiedad para experimentar continuamente cambios fisiológicos propios de las reacciones de ansiedad. Por el contrario es muy natural que esto suceda como una consecuencia de la vida cotidiana. La mayoría de los cambios son del SNA.

Éstos cambios son muy rápidos escapan a nuestra voluntad, sin control afectan la calidad de vida y la salud. El control de la Reactividad del SNA. asistido con Electorfisiología Cuantitativa se aplica para identificarlos junto con sus causas, desarrollar las habilidades necesarias para su control y establecer el repertorio necesario para su profilaxis.
Perfil de Reactividad del SNA y Reactividad cardiovascular

El perfil de reactividad del Sistema Nervioso Autónomo es una herramienta muy precisa para la medición sistemática de la reactividad. Constituye el punto de partida más confiable para el diseño y conducción de un protocolo de tratamiento de los estados inapropiados de reactividad.

Con los años se han diseñado replicado y confiabilizado sistemáticamente, diferentes tipos de perfiles de reactividad. Se han desarrollado perfiles de aplicaciones pediátricas e incluso para aplicaciones especiales, al deporte de alto rendimiento, para personal con responsabilidades de alto riesgo e incluso para las fuerzas especiales de seguridad.

Los perfiles de reactividad del SNA implican la medición sistemática de diferentes variables controladas por el SNA y su comparación con las normas esperadas. Dicha comparación se hace con respecto a las normas por genero y edad esperadas para el reposo físico y en los perfiles especiales para la actividad y el rendimiento físico bajo presión o en competencia. Las medidas que se incluyen en el perfil de reactividad son la temperatura y la conductancia periféricas de la piel, la frecuencia respiratoria y la frecuencia cardiaca. En el caso de medidas como la temperatura y la conductancia de la piel se pueden tomar medidas en ambas manos para establecer efectos de la “lateralidad” en la configuración de la reactividad.

Los sistemas de Electrofisiología Cuantitativa estiman también variables como el volumen respiratorio, la distribución de la taza cardiaca, el intervalo inter-latido y la variación de la frecuencia cardiaca por unidad de tiempo (generalmente cada 30 segs.)
En el diseño de los sistemas de registro y de los perfiles de reactividad se ha tomado muy en serio desde hace años las preocupaciones de especialistas de la cardiología acerca de los efectos de la reactividad del SNA en la salud cardiovascular.
De ahí que muchos de los sistemas de Electrofisiología Cuantitativa se diseñen con los componentes necesarios de última tecnología en hardware y software para la estimación de variables como la variación de la frecuencia cardiaca, que es un indicador importante de la reactividad del SNA y sus efectos en la salud cardiovascular. Los perfiles de reactividad del SNA constituyen el procedimiento científico por excelencia para la evaluación, el control y monitoreo de la reactividad del SNA en beneficio de la salud.